Teletrabajo ¿Qué es el teletrabajo? Ventajas y desventajas

Vatoel Social Media - Teletrabajo ¿Qué es el teletrabajo? Ventajas y desventajas

Teletrabajo ¿Qué es el teletrabajo? Ventajas y desventajas

Hablar de Teletrabajo en equipo, era algo impensable hace 2 décadas, ver que ahora cuando las nuevas tecnologías es posible.

Casi nadie entendía que era posible trabajar desde casa o cualquier otro lugar con tan solo un ordenador conectado a Internet, cerrándose a una fantástica alternativa que nos permite ahorrar desde tiempo en desplazamientos hasta dinero en gasolina y transporte. 

Tuvo que llegar el COVID-19 para ver lo importante que es la digitalización.

El teletrabajo busca ofrecerle esa libertad que tanto anhela esta nueva generación de profesionales y empleados, quienes se niegan a pasar 8-10 horas dentro de una oficina porque “deben cumplir con compromisos laborales”. A través de esta nueva tendencia es posible conciliar la vida laboral con la personal, evitándote esos terribles choques que acaban desestabilizándote emocional y restándole productividad a tus jornadas cotidianas.  

A pesar de que aún muchísimas personas se pregunta, aún no saben qué es el teletrabajo, continúan sintiéndose atraídas por una modalidad de trabajo tan práctica como novedosa. 

Al leer este post conocerás que es el teletrabajo, tipos, ventajas y desventajas que presenta y ofertas para teletrabajar.

¿Quieres saber más? ¡Quédate, porque empezamos!

Teletrabajo ¿Qué es? 

Se define como una modalidad de trabajo que se ejecuta desde la distancia, basándose en la utilización de herramientas relacionadas con las nuevas tecnologías de la información y comunicación.

El teletrabajo puede desarrollarse a través de contratos laborales por cuenta ajena, donde se busca garantizar una mayor productividad en términos generales a la vez que los empleados gozan de flexibilidad horaria para compaginar su trabajo con la vida personal. 

A través del teletrabajo, es posible convertir a ese tiempo muerto dentro de una oficina en valiosas horas a invertir en formación u otras actividades de alta valía, las cuales contribuyan con un mejor desenvolvimiento en sus funciones. Los autónomos también trabajan desde casa, especialmente aquellos dedicados al sector digital. 

Estos individuos se encargan de producir bienes y servicios para ser comercializados por su propia cuenta en marketplace o alguna otra plataforma, las cuales pasan a convertirse en una especie de mercado 2.0 que les permite darse a conocer entre la comunidad. 

Según la Organización Internacional del Trabajo (OTI), el teletrabajo es el conjunto de labores profesionales que se realizan en una ubicación lejana de una sede central o instalaciones de producción, separándose de sus compañeros de trabajo habituales para mantener una relación indirecta a través del uso de dispositivos electrónicos. 

¿Cómo funciona el teletrabajo? 

El trabajar desde casa no tiene secretos ocultos ni requiere de grandes conocimientos informáticos, debido a que involucra a la aplicación de nuevas tecnologías de uso cotidiano como ordenadores,  teléfonos móviles y otras herramientas.

Su funcionamiento consiste en recibir órdenes de algún mando directivo superior y desarrollarlas desde casa, como empleados, cumpliéndolas a cabalidad dentro de un plazo de tiempo establecido. 

A través del teletrabajo se busca eliminar viejos vicios en el lugar del trabajo como pasar horas abocados a una misma tarea, o mantenerse a la espera de recibir nuevas órdenes en estado de inactividad. Al teletrabajar, podrás estar en tu casa u otro lugar y continuar desarrollando tus funciones laborales como sí nada estuviese ocurriendo. 

Nada más deberás contar con el equipo adecuado y una conexión a internet de alta calidad, la cual haga posible trabajar con cualquier programa informático o sistema online sin preocuparte por que “se cayó la conexión” o “vas lento porque es lo que permite el Internet”. 

Teletrabajar ha evolucionado en sobremanera durante los últimos 10 años, ofreciéndote un sinfín de alternativas para convertir a tu ordenador o dispositivo electrónico en una auténtica oficina online. Ya no es necesario estar pegado al teléfono fijo, así como tampoco invertir horas en un Excel porque cuentas con plataformas innovadores que simplificarán tareas básicas como la comunicación o automatizarán registros. 

Por lo general, las empresas suelen solicitar reuniones 1 o 2 veces a la semana. En estos encuentros es posible recibir pautas e indicaciones sobre el trabajo a realizar, haciendo énfasis en el cumplimiento objetivos a la vez que exhorta en la corrección de conductas negativas dentro del ejercicio laboral. 

Historia del teletrabajo

Sí bien es cierto que vivimos una digitalización galopante desde hace más de 20 años, no fue sino hasta 2020 que comenzó a retumbar dentro de las empresas algo llamado como teletrabajo. Algunas agencias de SEO, Marketing Digital, Diseño Gráfico y medios de comunicación solían aplicarlo, basándose en que ciertas competencias pueden desarrollarse con absoluta facilidad desde la casa o flexibilidad horaria.  

También señalan que a través del teletrabajo es posible fomentar valor como la responsabilidad e integridad, haciéndole ver a sus empleados que solo su esfuerzo y dedicación serán ese trampolín que les ayudará a ascender dentro de la organización. De este modo, evitarán perder tiempo y dinero en compensaciones salariales a individuos vagos o que sencillamente no cumplen con su trabajo correctamente e invierten valiosas horas en cosas banales. 

Otros tantos afirman cuán útil resulta esta tendencia para analizar el comportamiento de los colaboradores, descubriéndoles en posibles conductas que sean totalmente ajenas. Sin embargo, todo cambió con la llegada del COVID-19 y la necesidad de resguardar nuestra salud es lo que impulsó la instauración del trabajo. 

Las normas sanitarias establecidas por la OMS impedían que más de 5 personas estuviesen conglomeradas dentro de un espacio reducido, considerando la rápida transmisión del virus por aire o en contacto con superficientes contaminadas. Dicha situación, conllevó a que todas las actividades fueran llevadas a cabo por el personal desde su casa con la ayuda de las nuevas tecnologías. 

En la actualidad, muchísimas empresas y compañías continúan adoptando el teletrabajo como parte de sus políticas laborales. Estas han comprendido que con el teletrabajo es posible incrementar la productividad del trabajo, así como también ahorrarse un montón de dinero en costes operativos. 

Organización

Para que el teletrabajo sea exitoso en cualquier empresa es necesario seguir una planificación, donde se establezcan una serie de cánones enfocados a garantizar condiciones idóneas para teletrabajar. Esto no solo implica que se ejecuta una gestión adecuada del tiempo; También ver las inversiones requeridas para incorporar toda la infraestructura necesaria con el propósito de generar fluidez en los procesos, así como también evitar que una inadecuada adaptación a esta metodología impacte negativamente en la capacidad productiva. 

Especialmente en sectores tradicionales, los cuales no contemplaban hasta hace poco el uso de nuevas tecnologías o ameritan la presencialidad con carácter obligatorio para la naturaleza de sus actividades. En dichos casos, resulta menester considerar cada requerimiento e interés relacionado para conseguir una perfecta sincronía con el teletrabajo. 

La comunicación es otra de las claves para la organización y gestión eficiente del teletrabajo, considerándose como una pieza vital dentro de esta tendencia. Sí un jefe no le hace seguimiento a sus teletrabajadores o estos omiten información de valor a sus superiores, acabarán cometiendo graves errores que podrían tener un coste demasiado alto.

Asimismo, comunicarse asertivamente evitará malos entendidos que puedan derivan en conflictos innecesarios o conlleven a la esclavitud moderna con jornadas de teletrabajo superiores a las 12 horas al día. 

Las empresas responsables, en cuanto a la salud laboral de los profesionales en teletrabajo, deben tener un equipo técnico que evalué el ambiente laboral en casa, observando aspectos como, el mobiliario, el equipo informático del teletrabajador, el entorno familiar; con el objeto de identificar factores de riesgo como por ejemplo; lesiones físicas o psicológicas.

Ventajas del teletrabajo

-Ahorro significativo en tiempo y dinero al no tener que estar desplazándote todo los días a una sede física. Se estima que los españoles suelen destinar una media de 3-4 horas entre ir y venir a sus sitios de trabajo. 

-Libertad horaria para conciliar la vida personal y laboral. Atrás quedaron esos años en donde tenías que dejar a tus hijos al cuidado de terceros, así como también descuidar tu relación de pareja por “compromisos adquiridos”. 

-Las empresas optimizarán su estructura de costes operativos, evitándose desembolsos excesivos en alquileres y otros gastos que dejar de ser un problema con el teletrabajo.

-Menor estrés en los teletrabajadores empelados, debido a que podrán cumplir con sus funciones desde casa sin necesidad de estar dando carreras porque “se les va a hacer tarde”. Asimismo, gozarán más calidad de vida e impedirán que malas actitudes de sus compañeros les desestabilicen emocionalmente. 

-Objetivos más focalizados al comprender cuán valioso es el tiempo y por qué debes gestionar correctamente. 

-Reducción significativa del absentismo laboral. 

-Conecta a las empresas con candidatos más cualificados, extendiéndose hacia límites geográficos inimaginables. 

Desventajas del teletrabajo. 

-Desvinculación del teletrabajador con la empresa, debido a que no estará en contacto físico con sus compañeros ni compartirá espacios comunes a través de los cuales es posible fomentar la unión del equipo de trabajo.

-Dificultad para hacerle seguimiento en el cumplimiento de sus funciones. No obstante, existen diversas aplicaciones online que hacen posible saber cuándo está un empleado ocupado en sus deberes y en qué momento se detiene. 

-Constantes interrupciones domésticas, las cuales pueden afectar negativamente en la productividad laboral del teletrabajador. No es fácil asistir a tus hijos con los deberes del colegio a la vez que estás abocado a redactar un informe para la gerencia. 

teletrabajar

¿Teletrabajar es lo mismo que trabajar en remoto?

¡NO! El teletrabajo solo implica la realización de funciones fuera de la oficina, dándole continuidad a la relación laboral existente entre el empleado y la empresa con todas las obligaciones que ello conlleva. Algo muy diferente al trabajo en remoto, donde se contacta a un profesional de un área específica para un determinado trabajo y recibe sus honorarios en función de ello. 

Una vez que ha cumplido con lo acordado, prescindirá del contrato por obra que han firmado ambas partes. La estructura tecnológica es muy diferente, porque a un trabajador en remoto se le brinda acceso a las aplicaciones, datos e información necesaria de manera temporal y sin implicaciones mayores a las de un colaborador.

En cambio, el teletrabajo reúne a los trabajadores convencionales que han migrado al ámbito digital ocasionalmente por temas de fuerza mayor como la COVID-19. 

Tipos de teletrabajo

Trabajar desde casa: 

Es un tipo de teletrabajo que puede ser realizado desde la casa del empleado, constituyéndose como la opción más común dentro de esta metodología laboral, de trabajo en equipo remoto.

Móvil: 

Se basa en un esquema de trabajo que contempla unos días en la oficina y otros tantos fuera de ella. A esto se le conoce como “Home Office”. 

Telecentro: 

Este tipo de teletrabajo consiste en la asignación de un espacio externo asociado a la empresa para el cumplimiento de actividades, donde se cuenta con toda la infraestructura tecnología necesaria para dicho propósito. 

En algunas ocasiones es normal que varias empresas compartan estos lugares, sustentándose en la necesidad de reducir gastos y establecer alianzas de alto valor. 

Ofertas de teletrabajo

Hay muchas formas de teletrabajar, algunas de ellas, son:

Redactor de contenidos Freelance

Esta es una de las formas más sencillas y las que más nos gusta, de ganar dinero desde casa. Existen foros y plataformas en Internet, que demandan trabajos de redacción SEO y gestión de blogs.

Te registras y te envían ellos las solicitudes para redactar los artículos. Normalmente antes, debes enviar una muestra de los artículos de tu blog o de otros artículos que hayas escrito en otros blogs como invitado.

El texto debe ser original y no copiado, debe estar muy bien estructurado, no debe contener faltas de ortografía. Si no sabes por dónde empezar, visita nuestro articulo dedicado a como escribir un articulo nivel principiantes.

En este caso ganas dinero por escribir en otros blogs.

Algunas plataformas son:

Socialpubli: Es una plataforma de marketing social que pone en contacto a anunciantes con influencers y micro-influencers. Los anunciantes pueden crear campañas y los influencers y redactores de contenido, podrán participar en estas campañas, publicando en sus redes sociales o blog, a cambio de dinero.

Publisuites: Es una plataforma de marketing online, que permite ganar dinero a todos los que tengan un blog o red social. Esto es a través de menciones o artículos patrocinados que se contratan en la propia plataforma.

Coobis: Al registrarte en ella, te llegan pedidos para escribir artículos patrocinados, si estas registrado como editor. Es una plataforma de Content Marketing que conecta editores con anunciantes.

Freelancer: Es la plataforma mas conocida en la que se puede ofertar y encontrar trabajo.

TextBroker: Debes registrarte en la opción «escribo textos», si lo que quieres es ganar dinero. Encontrarás las condiciones y toda la información para escribir textos en la plataforma y empezar a generar ingresos.

Expertomy: Es una plataforma en la que puedes colaborar con tus conocimientos, si eres experto en alguna temática. También puedes encontrar a la inversa, expertos que ofrezcan un contenido de mayor valor y calidad, gracias a su experiencia en la materia en cuestión.

Como te hemos comentado existen, muchas formas de teletrabajar, aquí te dejamos algunas de ellas, y esperamos que sean útiles para ti.

Consejos para evitar que el teletrabajo se convierta en una pesadilla.  

-Organízate al máximo. Así evitarás destinar más tiempo en actividades habituales o estar preocupándote por esas tareas que has dejado para “después”. 

-Establece un horario realista de trabajo como si estuvieses en la oficina, respetando tus horas de descanso y desconectando al cumplirse la jornada cotidiana. Por consiguiente, no caerás en la esclavitud moderna ni en un agotamiento excesivo.

-Intenta despejarte de vez en cuando, tomándote un café o levantándote a dar una vuelta en el lugar que estás ubicado para relajar los músculos. 

-No caigas en distracciones como estar ingresando constantemente a las RRSS o visualizar WhatsApp y Telegram. Desconéctate del mundo exterior y verás cómo avanzas más rápidamente con la faena. 

-Come sanamente con porciones justas a la vez que incorporas alimentos ricos en sabor y bajos en grasas. Esto hará que tengas más energía durante la jornada e impedirá que sufras el síndrome del sueño post-pandrial. 

-Ocúpate inicialmente en lo más difícil y deja las tareas seculares para después. Verás que así es posible ahorrar un montón de tiempo. 

-Acondicionado un espacio idóneo para el teletrabajo, donde no seas molestado por el ruido ni estés a oscuras forzando tu visión. 

Conclusiones

El teletrabajo ha llegado para quedarse. Estima que alrededor de un 40% de las empresas e instituciones públicas en España están apegándose a esta nueva tendencia con éxito. En todos los casos, se han reportado fantásticos beneficios como alta productividad e incidencia reducida en casos de deserción laboral o situaciones de desequilibrio emocional entre sus empleados.  

Esto ha sido consecuencia de políticas efectivas por parte del sector público y privado, quienes han coincidido en la necesidad de brindar amparo a esas personas que han debido migrar a las nuevas tecnologías para continuar cumpliendo con sus compromisos profesionales en medio de la peor crisis sanitaria del siglo XXI. 

Se trata de beneficiarse de la tecnologías disponibles, trabajar desde casa no supone un obstáculo para realizar las funciones de manera operativa y efectiva. Las reuniones pueden tener lugar a través de videoconferencias, y se puede ver, compartir y comprobar el estado de los proyectos de cada equipo a través de herramientas de teletrabajo como slack google sheets entre otros.

Sí te ha gustado este artículo, compártelo en tus RRSS.

Quizá haya algún jefe que se anime a ahondar más en el teletrabajo y comience a ponerlo en práctica YA. 

 

 

 

Comparte Teletrabajo ¿Qué es el teletrabajo? Ventajas y desventajas en tus Redes Sociales

También te puede interesar...

Toñi Rodriguez

Consigue la Transformación Digital para tu empresa a través de estrategias de Marketing Online, Social Media & Ecommerce. En continua formación, para dar el mejor servicio a mis clientes y aumentar su visibilidad y ventas.

Escribe tu comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

INFORMACIÓN BÁSICA SOBRE LA POLÍTICA DE PRIVACIDAD

Toñi Rodríguez Navas solicita tu consentimiento para publicar y moderar los comentarios. Los datos no se cederán a terceros salvo en los casos en que exista una obligación legal. En todo caso, los datos que nos facilitas están ubicados en servidores cuya sede se encuentra dentro del territorio de la UE o gestionados por Encargados de Tratamiento acogidos al acuerdo “Privacy Shield”. Visita la política de privacidad para consultar cómo ejercer los derechos de acceso, rectificación o supresión de datos, entre otros. Si no facilita los datos solicitados como obligatorios, puede dar como resultado no poder cumplir con la finalidad para los que se solicitan

No hay Comentarios en Teletrabajo ¿Qué es el teletrabajo? Ventajas y desventajas

Pin It on Pinterest

Share This